Dado lo pequeña que es esta articulación, la artroscopia es una técnica que por su escaso impacto permite resolver multitud de patologías sin necesidad de abrir quirúrgicamente la articulación.