Las lesiones del hombro son muy frecuentes, en especial las roturas del Manguito Rotador y tendón supraespinoso. Mediante la artroscopia de hombro se consigue la reparación de las citadas estructuras así como la realización de acromoplastias, es decir, el limado o suavizado del acromión para evitar que rocen y se vuelvan a deteriorar.